un grupo de chicos mirando el universo
Te necesitamos

Vamos a salvar el planeta

La Tierra es ese lugar mágico donde has nacido, donde has crecido, donde te has reído hasta no poder más, donde has vivido cosas maravillosas, donde has conocido a tus mejores amigos, donde te has enamorado y muchas más cosas, pero ahora, es ella la que te necesita.

Aquí no venimos a contarte lo que ya sabes de sobra, como que estamos al borde de convertir este problema en irreversible o que tienes que reciclar.

Queremos mostrarte una nueva solución que le devolvería al mundo toda su salud en 20 años y cómo tú puedes contribuir y beneficiarte a la vez. Increíble no? Pues allá vamos.

El Acuerdo de París es un documento que firmaron numerosos países para luchar contra el cambio climático, tratando de mantener en menos de 2 grados el aumento de temperatura media global. En este evento que tuvo lugar en Francia, un ministro francés dió una solución innovadora y muy efectiva: el suelo.

Aunque a primera vista pueda parecer una solución un poco absurda, el suelo es el elemento perfecto para combatir el cambio climático ya que por un lado es el hogar de todas las plantas del planeta y por otro lado es capaz de contener inmensas cantidades de CO2.

Una nación que destruye su suelo, se destruye a sí misma. Los árboles son los pulmones de la Tierra, purifican el aire y dan fuerza pura a nuestra gente.

Franklin D. RooseveltPresidente de los Estados Unidos
tallo de planta

Agricultura Regenerativa

¿Qué es la agricultura regenerativa?

El suelo es uno de los pilares fundamentales de la vida en la Tierra, en el habitan miles de millones de organismos esenciales para descomponer la materia orgánica y convertirla en nutrientes que pueden ser absorbidos por las raíces de las plantas. A su vez tiene la capacidad de absorber gigantescas cantidades de CO2 y de agua, reduciendo la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera y por tanto el calentamiento global.

El problema llega cuando los agricultores, que son las personas que están en contacto directo con el suelo, emplean productos químicos como abonos artificiales, pesticidas o sintéticos para potenciar el cultivo. Estos elementos dañan la composición del suelo, destruyendo a los microorganismos y fomentando la desertificación. A corto plazo consiguen más cosecha pero a largo plazo matan a las plantas y hacen que el suelo fértil se convierta en polvo seco, expulsando el agua y el CO2 a la atmósfera, además de convertir el suelo en superficie incultivable.

suelo fertil con una hoja

Aquí es donde entra en juego la agricultura regenerativa o ecológica, que consiste en cuidar el suelo por encima de cualquier otra cosa, es decir, ser sostenibles y no usar bajo ninguna circunstancia productos químicos o artificiales que puedan perjudicar al suelo. Además se busca incluso mejorar la salud del suelo gracias al uso de fertilizantes naturales y de limpieza continua de cualquier desecho humano. Realmente este tipo de agricultura debería ser el normal y el más extendido pero por desgracia somos pocos los agricultores que la llevamos acabo. En la actualidad dos tercios del mundo está sufriendo el proceso de desertificación que hace que la tierra pierda su fertilidad e impide el crecimiento de cualquier tipo de vida en ella. Se estima que para dentro de 60 años la totalidad del suelo estará desertificado, expulsando todo el CO2 a la atmósfera y liberando el agua que contiene. Perdiendo así finalmente la lucha contra el cambio climático.

¿Qué beneficios tiene el cuidado del suelo?

Al aplicar las bases de la agricultura regenerativa o ecológica al cuidado del suelo, conseguimos impactar positivamente a la totalidad de las cadenas alimentarias, a los ciclos climáticos, a la salud de los seres humanos y a la prosperidad tanto de la flora como de la fauna.

Aumenta el número de plantas.

El beneficio más directo de cuidar el suelo es que mejoramos su fertilidad y por tanto promovemos el crecimiento de más plantas, las cuales absorben CO2 mediante la fotosíntesis y expulsan O2, contribuyendo una vez más al cambio climático. Además la mejora de la flora trae consigo una purificación del aire y del agua, sirviendo también de alimento a numerosos animales que sin ellas morirían.

Reduce el CO2 de la atmósfera.

Un suelo con salud puede almacenar grandes cantidades de CO2 que es dividido en Carbono (el cual después pasa a formar parte de organismos vivos) y Oxígeno (que es necesario para la supervivencia de las plantas y de algunos microorganismos subterráneos). De este modo se contribuye al calentamiento global reduciendo el CO2 existente de la atmósfera y utilizándolo para una buena causa.

Ayuda a nuestra salud.

Al fin y al cabo todo está conectado, de tal modo que mejorar la salud del suelo conlleva evitar usar productos químicos lo que hace que los alimentos no tengan restos de elementos perjudiciales para la salud. Los alimentos cultivados de este modo se llaman ecológicos y son mucho mejores para nuestro organismo que cualquier otro. Además están bastante más ricos!

Incrementa la cantidad de comida.

A largo plazo,un suelo que recibe químicos pierde sus propiedades, reduce la producción de alimentos y culmina con la desertificación. Si únicamente usamos productos naturales le estamos dando al suelo más capacidad para revitalizarse y producir más alimentos debido a una mayor actividad de microorganismos. Además, la ausencia de comida será un problema muy importante en el futuro dado que la población aumenta a un ritmo superior al espacio cultivable existente.

Evita la desertificación.

Si no cuidamos la tierra fértil esta se convertirá toda en desierto en 60 años, haciendo inhabitables muchas partes del mundo y destruyendo totalmente el paisaje. En vez de prados y bosques verdes llenos de vida tendremos lugares secos y vacíos con temperaturas extremas. Las ciudades quedarán despobladas y gran parte de los animales morirán, por no mencionar la escasez de recursos y la falta de alimentos que provocarán la muerte de muchos seres humanos.

Agua.

El agua y el suelo están muy unidos. En primer lugar, si el suelo tiene productos químicos, el agua que contiene también, por lo que al beber ese agua estamos consumiendo una pequeña fracción de químicos por muy bueno que sea el proceso purificador. En segundo lugar, si el suelo se desertifica pierde el agua que contiene, y al no haber evaporización no hay lluvia (por eso en los desiertos no llueve). Por último, al cuidar el suelo permitimos que este acumule agua y evitamos inundaciones.

Salva el mundo desde tu casa

Ahora que ya sabes lo importante que es la agricultura regenerativa, descubre lo fácil que es ayudar

Suelo desertificado

Al seguir usando productos químicos provocamos que el suelo se desertifique, perdiendo la lucha contra el cambio el cambio climático.

suelo desertificado cesped verde
Suelo cuidado

Si únicamente usamos productos naturales conseguimos un suelo precioso y útil para combatir el calentamiento global.

Breve resumen de lo que pasa en la actualidad.

El gran problema existente hoy en día es que se han producido grandes avances en cuanto a la tecnología agrícola que han originado un uso masivo de productos químicos como pesticidas, abonos sintéticos, modificadores… Estos remedios químicos tienen una gran efectividad a corto plazo por lo que se han expandido por todo el mundo ya que hacen ganar más dinero a los agricultores, sin embargo, no se tiene en cuenta que a largo plazo se produce una pérdida irrecuperable de la calidad y fertilidad del suelo, pasando de prados verdes a desiertos áridos. En la actualidad esto está ocurriendo en 2/3 del planeta, y si no lo paramos terminaremos por tener una cantidad de suelo muy reducida para abastecer a cada vez más personas, lo que además producirá una subida inmensa de los precios de los productos cultivados ya que habrá mucha demanda y poca oferta.

Para ponerte en situación, existen dos tipos de frutas en el mercado: las ecológicas (también llamadas bio u orgánicas) y las no ecológicas (las más comunes). Las primeras son cultivadas con productos naturales y mediante prácticas sostenibles, mientras que las segundas usan productos químicos para su cultivo, perjudicando tanto al medio ambiente como a los consumidores.

Como puedes ayudar.

Ahora más que nunca el planeta te necesita. Para ayudar lo único que tienes que hacer es comprar productos ecológicos en vez de productos que han sido cultivados con químicos, de esta forma, estás fomentando de manera indirecta el aumento de cultivos sostenibles y reduciendo los que no son ecológicos y dañan el suelo. Solo te pedimos que la próxima vez que vayas a comprar fruta o verdura te pares un segundo a ver si pone que es ecológico, bio u orgánico (si no lo pone es que no lo es). Por unos céntimos más estarás salvando al planeta y a toda su gente.

one world pancarta
one world pancarta

Protege

nuestros

Animales

Los animales son necesarios tanto para la supervivencia de la Tierra como para la prosperidad humana. Son estos los que sustentan todos los ecosistemas.

Si no cuidamos el suelo, todas las especies desaparecerán.

Como hemos podido comprobar, la salud del suelo tiene enormes beneficios en muchos aspectos, sin embargo, hemos dejado uno de los más importante para el final: La diversidad animal. 

El suelo es el hábitat de todos los animales terrestres y por consiguiente su salud es clave para la supervivencia de todas estas especies. El problema se encuentra en que si continuamos usando de productos químicos, el suelo seguirá desertificándose haciendo que los agricultores tenga muevan sus cultivos de los suelos ya convertidos en desierto a los suelos aún fértiles, es decir, a los suelos de los ecosistemas animales.

Esto producirá una enorme desforestación y que los animales tengan que migrar a otras zonas debido a que los agricultores ocupan sus antiguos hogares, fomentando además el cambio climático y el aumento de temperatura como hemos visto antes.

La consecuencia directa será la extinción de incontables especies tanto por el aumento de temperatura como por la pérdida de sus hogares naturales. Además si este proceso continúa, los desiertos ocuparán cada vez más parte de la superficie terrestre, disminuyendo las zonas habitables y obligando a reducir el número de especies por mera cuestión de espacio.

tigre
conejo amarillo
delfines dando vueltas
panda
pinguino pequeño
panda cria
foto de un oso polar
elefante
perro en fondo rojo
medusas

#ANIMALES

La clave para solucionar el cambio climático

Cuidar el suelo

A pesar de ser una forma un poco desconocida para ayudar al calentamiento global, es la más fácil y alcanzable de la que disponemos debido a que es la menos costosa y cualquiera puede contribuir, como puedes ver en la sección de agricultura regenerativa.

Agricultura regenerativa

La salud del suelo está ligada a nuestra salud

Si cuidamos el suelo además de frenar el cambio climático ayudamos a las personas a cuidar su salud porque los alimentos que comerán estarán libres de químicos.

Contribuye comprando fruta ecológica

En Frulogy tomamos todas las medidas necesarias para cuidar el suelo y evitamos a toda costa usar productos químicos. Además usamos solo cajas, envoltorio y papel reciclables.

Únete ahora tú a nuestra lucha, a la lucha de todos. Ya hay muchos agricultores que llevan acabo estas prácticas pero la mayoría aún usa multitud de químicos. Te animamos a concienciar y te damos las gracias por tu tiempo.

Salva al planeta

Salva al planeta

Salva al planeta

Salva al planeta

Salva al planeta

Salva al planeta

Salva al planeta

Salva al planeta